17 enero 2013

Investigando

Investigar sobre los comienzos de la joyería de autor en nuestro país me genera, por lo menos, entusiasmo. Sobre todo cuando encuentro frases como estas:
“Hacer joyas con metales baratos, de uso cotidiano, enseña a la gente a ver la realidad de todos los días, a romper con los tabúes del tradicionalismo. Enseñar a ver y romper con los tabúes me parece una buena definición de nuestra actitud frente a la artesanía”. 
Fue dicha por el joyero Ariel Scornik a la revista Confirmado, año 1966.